Categories:

Llegó hecha una piltrafilla en agosto de 2017. Nuestra peluche tiene 200 patologías… ¡pero es la viejiña más feliz de la galaxia!

Narya tenía casa, si por casa entendemos el patio donde sus humanos la tenían, ignorándola totalmente. Y como a nuestra peluche le encanta la gente… decidió empezar a fugarse para recorrer el pueblo mendigando mimos. Hasta que una persona decidió cambiar su vida para siempre y nos preguntó si teníamos sitio para ella, porque se temía que iba a terminar atropellada o algo peor. Así que Narya llegó hecha una piltrafilla… y sigue estándolo, pero ahora, pese a su artrosis, trota feliz por La Comarca, nuestro hogar, y aunque sigue teniendo una cardiopatía muy grave, no le impide vivir la vida a tope.

Tags:

Comments are closed